maderne / crítica literaria e teatral... E POLÍTICA

un espazo para partillar críticas, comentarios, reseñas e outros documentos sobre literatura, teatro, arte, cultura..., amenizado por Manuel F. Vieites




miércoles, 27 de enero de 2016

Kichi, Pemán, la memoria historia, el populismo y la ignorancia podemita

Comentarios políticos II

En la dictadura franquista, pues en España hubo una dictadura franquista, hubo de todo: fusilados, asesinados, exiliados, escapados, escondidos, negados..., pero también hubo indiferentes, colaboradores forzados, y colaboradores felices y complacidos, como José María Pemán. 

Unamnuno se arrepintió muy pronto de su actitud transigente y se enfrentó al novio de la muerte, con una afirmación que hoy más que nunca es pertinente: Viva la inteligencia!

No se ofende a la historia al decir que Josá María Pemán fue un colaborador activo de la dictadura granquista, y uno de sus mayores defensores, y que fue un activo impulsor de la Cofradía del Nazareno de Cádiz, a la que donó una imagen de la Virgen. Se ofende a la memoria histórica al no decirlo, al no reconocerlo.

En La Coruña, el nuevo gobierno municipal, en cumplimiento de la normativa relativa a la memoria histórica, cambió el nombre de una plaza dedicada a un tal Millán Astray. En Cadiz, hay un teatro que sigue llevando el nombre de ese colaborador del franquismo. Y el alcalde, un tal Kichi, se hace el sordo, hace juicios literarios bizarros y más propios de un necio en lides literarias, tal vez porque quiera estar al sol y a la sombra, a las duras y a las maduras, que ya no hay izquierdas y derechas. La grandeza moral de una persona se nota en esas pequeñas cosas, en ese reconocimiento a la historia, a esa historia tan nefasta que nos ha traído hasta aquí. 

Ana Fernández, concejala de Izquiera Unida en el ayuntamiento de Jerez, ha sido denunciada por los familiares de José María Pemán. Un ejemplo de valor y coraje el de Ana Fernández. Desde aquí nuestra solidaridad por su valentía. Kichi, de qué vas tío? Devuelve la medalla esa del Nazareno y cambia el nombre del teatro. No seas memo. Kichi, no seas memo. 

Se acompaña el comentario de una estampa de Castelao dedicada a los mártires del 36, los defensores de la República. Te enteras, Kichi? La República. Esto no es una chirigota, Kichi.

No hay comentarios: